Estructuras financieras foráneas, lícitas y necesarias para las actividades de Grupo R

Comunicado de Prensa

En el financiamiento de una plataforma de perforación marina se requiere de la participación de más de 10 bancos internacionales y de bancos de desarrollo de diferentes países

Las instituciones de crédito requieren que las hipotecas marítimas sean registradas en una jurisdicción especializada en marina mercante, como es el caso de Panamá- Enrique Tovar, Director de Planeación de Grupo R

Enrique Tovar, Director de Planeación de Grupo R, aclaró que las estructuras financieras foráneas que utiliza esta empresa no sólo son lícitas, sino incluso necesarias para el tipo de actividades que ésta realiza, y rechazó que impliquen una evasión al fisco.

“Las estructuras no constituyen un acto ilegal, ni de evasión fiscal. Las acciones ilegales pueden darse en cualquier empresa constituida en cualquier jurisdicción”, señaló.

En entrevista, a propósito de los llamados Panama Papers o Papeles de Panamá, explicó que los objetivos lícitos de estas estructuras incluyen, entre otros, mecanismos de propiedad adecuados a actividades lícitas que lo requieren: “Es el caso de la estructura que Grupo R mantiene para la adquisición de sus embarcaciones”.

Explicó que, a nivel mundial, la adquisición de embarcaciones y de otros tipos de equipos navales, como el caso de las plataformas de perforación marina, requieren de financiamientos internacionales, ya sea bancarios o en el mercado de capitales (bonos).

En un financiamiento bancario de una plataforma de perforación marina, detalló, se requiere, algunas veces, de la participación de más de 10 bancos internacionales y, en ocasiones, de bancos de desarrollo de diferentes países.

Tovar Milán señaló que por la naturaleza de los activos navales, que pueden moverse y operar en todo el mundo, los acreedores requieren de una estructura de propósito específico que permita tener un paquete de garantías suficiente para cubrir los riesgos del crédito. Entre ellas, mencionó la hipoteca marítima de los activos a financiar y la prenda sobre las
acciones de la acreditada dueña del activo.

“Las instituciones de crédito requieren que las hipotecas marítimas sean registradas en una jurisdicción especializada en marina mercante y con un marco jurídico que permita ejecutar rápidamente la hipoteca en caso de incumplimiento del acreditado”, sostuvo.

El Director de Planeación de Grupo R precisó que este es el caso de Panamá, que tiene la gran mayoría de la flota mundial de embarcaciones bajo su bandera, y donde las hipotecas marítimas respectivas son registradas. “Todo lo anterior, además de ser la práctica internacional, cumple cabalmente con todos los requisitos legales y fiscales y ha sido probado durante muchos años”, explicó.

Recalcó que en el financiamiento de este tipo de activos, los bancos restringen el flujo de efectivo evitando dividendos durante todo el período del crédito. Cualquier excedente de flujo de efectivo después de pagar las amortizaciones, intereses e impuestos, es usado para prepagos obligatorios o para fondear reservas para el pago del crédito. Este periodo es de normalmente entre 8 y 12 años, concluyó.

Historia
Bicentenario

2016-04-18T14:48:13+00:00 April 7, 2016|News Releases|0 Comments

Leave A Comment